Adiós DiEM25, adiós Varoufakis.

Después de habernos ilusionado con el proyecto de Varoufakis y haber sido activistas de DiEM25 nos enfrentamos a la deriva autocrática del movimiento y a su cambio de estrategia  en una dirección que, en vez de contribuir a la democratización de la Unión Europea, lo que hace es confundir, dividir y debilitar a las fuerzas progresistas.

DiEM25 se constituyó en Berlín en febrero 2016 como un movimiento por la democratización de la Unión Europea. Prometió un debate abierto entre todas las fuerzas progresistas europeas que coincidían con ese objetivo. Muchos europeos activistas lo saludamos con entusiasmo y nos unimos al proyecto. Inicialmente se organizaron debates abiertos y en las diversas convocatorias electorales de los países europeos se apoyó a las candidaturas que se manifestaban explícitamente a favor de la democratización de la UE y proponían medidas para ello.

Adiós Varoufakis
Adiós, Varoufakis. Adiós DiEM25.

Pero con el paso del tiempo su práctica real ha cambiado. En vez de actuar como un movimiento aglutinador ha pasado a actuar como un elemento más de división y disgregación. Ha pasado de proponer encuentros y debates abiertos a encerrarse en sí mismo para elaborar, más que un proyecto para la UE, un programa electoral propio. Reconvertido en partido político busca coaliciones con otros partidos marginales para, en competencia con otras fuerzas progresistas, presentarse a las elecciones europeas con su propio y excluyente programa electoral.

Ese cambio de estrategia se ha producido sin que haya habido un debate interno. En realidad DiEM25 no ha actuado nunca democráticamente. La fuerza del líder carismático Yanis Varoufakis ha bloqueado la fuerza democrática de la militancia. El debate interno se ha sustituido por referéndums para ratificar las decisiones del líder. Dos años y medio después de su fundación aún no ha sido posible en España elegir un comité de coordinación que represente a los inscritos.

Ante las próximas elecciones al Parlamento Europeo Varoufakis ha decidido que DiEM25 se presente con listas propias y para ello está buscando el apoyo de pequeños partidos marginales. En Francia se alía con Generation S  de Benoit Hammon para tratar de arrancar votos a La France Insumise de Melenchon. En Portugal se alía con el grupúsculo Partido Livre para debilitar al Bloco de Esquerda.

En España va a coaligarse con Actúa, el partido creado en 2017 por el juez Baltasar Garzón y el disidente de IU Gaspar Llamazares. Evidentemente se trata aquí de competir con PACMA y otras listas de izquierdas marginales para recoger los votos de los descontentos con la alianza de Podemos e IU.

Es una estrategia de la mediocridad condenada al fracaso. Es un abandono de los principios fundacionales a cambio de conseguir algún escaño en el Parlamento Europeo. No era para eso para lo que juntamos nuestras ilusiones y esfuerzos.

Como activistas a favor de una Europa más democrática hemos perdido la esperanza de que DiEM25 pueda ser un actor válido. Una organización no democrática no puede servir para defender la democracia. Continuaremos luchando con ilusión por la Europa que queremos pero DiEM25 ya no nos sirve. Es por eso que, con tristeza, tenemos que decir adiós a DiEM25 y a Yanis Varoufakis.

Un comentario sobre “Adiós DiEM25, adiós Varoufakis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s