Acabar con el hambre y la pobreza absoluta en el mundo

Es posible acabar con el hambre y la pobreza absoluta en el mundo. Es más, las Naciones Unidas se han propuesto conseguirlo para el año 2030. Ese es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (también llamados Agenda 2030) aprobados en 2015.

pobreza-mundo

Según los datos del Banco Mundial, en los últimos 25 años se ha reducido muy notablemente el porcentaje y el número de personas viviendo con menos de 1,90 $ppp al día. Este éxito se ha conseguido gracias al crecimiento económico experimentado sobre todo en Asia y especialmente en China. Si se prolonga la tendencia está claro que sería posible conseguir el objetivo marcado en los próximos quince años. Sabemos cómo hacerlo: creciendo, invirtiendo y asegurando.

  • Mediante un crecimiento inclusivo, que no deje atrás segmentos de la población.
  • Mediante inversiones en capital humano (educación y salud) y en infraestructuras de comunicación.
  • Asegurando y tomando medidas de protección frente a catástrofes naturales (epidemias, sequías, ciclones) y sociales (guerras).

Se estima que las inversiones necesarias están en torno a 150 mil millones de dólares al año. Es una cifra posible, siempre que haya voluntad política. Pero hay una larga lista de causas que pueden revertir la tendencia, desde los conflictos bélicos, la corrupción y el mal gobierno, al cambio climático. El cambio de ciclo económico mundial, especialmente desde la caída de los precios de las materias primas en 2014, no recogida en el gráfico, ha provocado la disminución del crecimiento en los países emergentes y más atrasados. Se estima que puede ser fácil acabar con la pobreza que persiste en China e Indonesia (25 millones de pobres en cada uno) y en la India (donde quedan 217 millones de pobres). Sin embargo acabar con todos los reductos de pobreza en África, especialmente en zonas en conflicto, será sin duda mucho más difícil.

Tres millones de niños menores de cinco años mueren cada año debido a su insuficiente alimentación. Es posible acabar con eso. Por primera vez en la historia de la humanidad la generación actual puede conocer un mundo en el que nadie muera de hambre. Sabemos cómo conseguirlo. Hay medios para conseguirlo. Sí se puede. Solo falta voluntad política.

2 comentarios sobre “Acabar con el hambre y la pobreza absoluta en el mundo

  1. Países desarrollados y otros que no han podido alcanzar ese escalafón, Indicadores económicos que reflejan bienestar y calidad de vida, mercados sólidos y economías pujantes. Sin embargo en los países globalizados es de notar la pobreza y desigualdad en pequeños grupos, un pequeño porcentaje de personas desprotegidos, que no pueden acceder a los bienes y servicios.

    En países latinos la situación es otra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s